domingo, 26 de octubre de 2008

Km. 19 Contra la Pared

Siempre que me bajo hacia el Pilar me encuentro con dos fachadas muy adornadas:

Mola, debajo, hay unas mesas de una cafetería (bastante chula por cierto) y parece que los clientes fueran marionetas de esta gigantesca mano.

Esta es más caótica, pero me mola igualmente. Me gusta cuando una pared está pintada pero no con la típica firma idiota de un chaval que no tiene vida propia, sino con algo que tiene curro, que puede llamarse arte de algún tipo, porque provoca algún tipo de reacción en quien lo ve.

Y nada más, como veo que esto me queda muy serio meteré algo de coña para cerrar. Y como parece ser que lo que más gracia nos hace a los españoles son las caídas y el humor escatológico ahí tienen señores:
Ahí queda.

3 comentarios:

Luis Olmedo dijo...

los pedos de fuego iluminan mi camino

es literal.


no, como la fabada no.

Jimmy prous dijo...

Dios Javi hubiera sido una entrada bonita si no fuera por el pedo. Sin embargo lo del pedo era crucial q lo metieras XD

Makoto Shishio dijo...

la foto me ha impactado y me ha hecho reflexionar acerca de que las pequeñas pueden hacer aforar dentro de un espíritu lo más bello.
Siendo capaces de resumir con toda facilidad una serie de conceptos con los que nos encontramos día a día, y nosotros no somos capaces de apreciar.
Por cierto, me estoy refiriendo a la foto del pedo.