miércoles, 22 de julio de 2009

Km. 123 El Burro Grande. Ande o no Ande

Buenos días señores y señoras, señoritos y señoritas, niños, niñas y pequeños mutantes. Hoy quiero hablaros de una de las cosas que más me están llamando la atención de este país que me encuentro visitando: El tamaño de las cosas (y no os penseis mal, no me he dedicado a los estudios anatómicos... todavía)

Un ejemplo. Nos han prestado un coche. Los que me conocéis y los que me leeis desde hace tiempo ya sabéis que yo conduzco en España al Pollo, ese Corsa amarillo que se ha recorrido la mitad de la geografía española como un campeón. Pues aquí ese coche es un mito. Nos dijeron que nos iban a prestar un coche muy pequeño, que lo sentían. Este es el coche:

Pequeño.... Claro....

Si no hago el gili no me siento persona.

Echádle un vestazo a las pegatinas, no tienen desperdicio:

He visto otras parecidas en otros coches en las que pone: Support American Troops.

El coche nos lo ha prestado el abuelo de los niños con los que estamos.

Ahora mirad como es el coche del abuelo:

You don't wanna mess with him.

O el de los obreros que tenemos en el sótano:

Rudos obreros americanos, con sus rudos piropos a las señoritas.

Bueno gente, eso es todo por hoy y probablemente por unos días. Mañana me piro a Chicago por unos días y no creo que pueda actualizar. Que ustedes lo pasen bien!

2 comentarios:

Luis Olmedo dijo...

Mira a ver si tienen éste:
http://www2.diariomotor.com/imagenes/coche-homer.jpg

Sebastian dijo...

Iras a v er la casa de los Winslow?