miércoles, 18 de febrero de 2009

Km. 57 Zaragoza y sus Comercios (XI)

Poneos en situación. Son las dos de la tarde, salís de clase cansados y muertos de hambre, entráis en una calle ancha (de dos carriles) y, de repente, ese olor a galletas y pasteles recién hechos os abofetea. La reacción me recuerda a esa a la que nos tenían acostumbrados en los Looney Tunes con el aroma de las galletas haciendo que flotemos hacia una tienda que, el día en que entre en ella, se van a acordar de mí y del grito GALLETAAAAAAAAAAAAAS!!!!

Dicen por ahí que el Triki de ahora ya no toma galletas no por cuestiones de publicidad sino porque me vió un día comiéndolas y quedó traumatizado.... Pobre.

En fin, que la fábrica de galletas Gargallo es otra de las paradas obligatorias si alguna vez os dignáis a dejaros caer por estos lares y, para que no se diga, aquí os dejo con una foto del local:


Un saludo.

3 comentarios:

Ruth dijo...

¿Galletas? ¡¡Bájate unas para mi cumple!! Es que ahora mismo las estoy oliendo, jajaja... mmm... galleeeetassss ;D

Luis Olmedo dijo...

Tienen galletas de Ayanami?

Ismael P. Conejero dijo...

¿Alguien me sabe decir cuál es la diferencia entre un pastel ruso y otro cualquiera? ¿A caso llevan vodka? Si es así, traeme unos pocos...