sábado, 28 de febrero de 2009

Km. 62 El del francés, el español y el polaco

Hoy os voy a contar un chiste:

"Esto que van un batallón de franceses, otro de españoles y otro de polacos a disparar en una plaza cuando hete aquí que llega el Temible Batallón de Comisiones Obreras y los deja en bragas. ¿Cómo se llama la película?"


"La Conmemoración de los Sitios de Zaragoza"

Pues sí, queridos lectores, hoy han continuado (porque llevan con ellos ya ni sé el tiempo) los actos de conmemoración de cuando los franceses llegaron a Zaragoza una vez en 1808 y los campesinos, con bastante mala leche, les mandaron a casita a ostias, total, para que llegaran después en 1809 y se merendaran a los maños con cachirulos y todo.

Uno de los supervivientes de la batalla. Se mantiene vivo gracias a su dieta a base de niños.

Y un servidor no podía hacer otra cosa que dejar constancia fotográfica de tan magno acontecimiento.

Así que me he cogido la cámara y me he bajado a la Plaza de Españññññññña (cuantas más eñes más rancio suena) sin saber muy bien a qué hora era la función de marras. He llegado allí a las 11:15 con 6º (para que veáis lo sacrificado que soy) y ya había gente esperando.... De hecho un coche ha parado y el conductor ha preguntado que qué pasaba para que hubiera tanta gente... Una señora le ha contestado que iba a haber una guerra, el caballero ha cerrado la boca, ha cerrado la ventana del coche y se ha largado quemando neumáticos.

El problema es que al acto, en el que concurrían personas disfrazadas (no tengo valor de llamarlos soldados) de todos los rincones de España y de parte del extranjero (Francia y Polonia) también han decidido asistir una veintena de manifestantes de CCOO y UGT que, si os digo la verdad, no sé ni por qué se manifestaban. Se han dedicado a pegar gritos y tocar los silbatos mientras que un pobre hombre trataba de explicar de qué iba la celebración por un micrófono (hasta que se ha hartado y les ha suplicado que le respetaran y ni con esas) Lo más triste es que la gente no estaba con el ánimo de manifestaciones y se ha dado la curiosa situación en la que los manifestantes hacían todo el ruido que podían mientras que nadie, repito NADIE, les miraba, es decir, que se manifestaban a nuestras espaldas, me parece realmente triste manifestarse y que nadie le mire a uno.

Para no ser menos yo incluso saqué la foto de espaldas.... así ha salido.

En fin, os dejo con una selección de fotos y, de aderezo, un vídeo con la traca final:

(Inserte aquí su comentario chistoso sobre las expresiones de los pavos)

Si aparezco yo así un día en clase iba a haber más que palabras.

¿Serán estos los del mítico escuadrón de cocineros caballerosos?

Estos son como los de la guardia real de Inglaterra pero a la española, mucho más relajados.

Con la flauta iba tocando el tema de los Animaniacs.


video

Y por último un hecho lamentable. Don Francisco Fundus Gigántez no pudo resistir la tensión del momento y se comió a un sindicalista:

"Sabía a pollo" Declaró a la prensa.

Un saludo.

1 comentario:

Luis Olmedo dijo...

al último no se le lleva el cierzo, desde luego.