miércoles, 31 de marzo de 2010

Km. 218 Laserdisc

A principios de los 80 nació un formato que venía a luchar con el VHS y que aguantó mal que bien la batalla como un formato minoritario hasta que la llegada del DVD lo hundió completamente: el Laserdisc.

Hace unas semanas tuve ocasión de ver un reproductor de Laserdisc (propiedad del señor Sebas, que amablemente lo desempolvó y prometió que veríamos una peli en él), tras verlo me quedó calro el motivo de su fracaso y me quedaron ganas de mostrároslo. Ahí va:

Aquí tenemos la bandeja para CD's del reproductor (es un reproductor modernillo)

Y aquí la bandeja de Laserdisc... Jodo Floro.

Y, por último, un Laserdisc.

Los Laserdisc son enormes (más o menos como un vinilo) y se leen a dos caras, a mitad de la película hay que darle la vuelta al disco. Eso sí, la calidad de imagen es superior a la del VHS, fracasaron porque no cabían en ningún lado. Pero desde aquí yo los saludo con todo mi respeto.

Un saludete para todos!

Y para usted también señorita!

2 comentarios:

Reebok dijo...

Con mi padre eso habria triunfado. Aun tiene cientos de vinilos guardados.

Makoto Shishio dijo...

the machine of your dreams, I'm in love with my Laserdisc