sábado, 9 de enero de 2010

Km. 191 Cine de Barro: Hoy "Batman: La Película"

Alguno de vosotros habrá pensado al ver el título de este post que iba a hablar esta vez de Batman, la película que en 1989 dirigió Tim Burton y que ganó un Oscar (así como otros 7 premios más)... Pues no, hubo otra película mucho antes de que Michael Keaton se enfundara el traje del Caballero Oscuro y se enfrentara al genial Joker que interpretó Nicholson.

Nos tenemos que remontar al año 1966 para encontrar esta joya del humor (por el amor de todas las cosas buenas, no quiero creer que esto está hecho en serio), en ese año se estrenó una serie paródica del justiciero de DC Cómics en la que el actor Adam West encarnaba a un Batman algo rellenito y con un traje bastante distinto al que nosotros recordamos. La serie fue un rotundo éxito durante tres temporadas y 120 capítulos y, aprovechando el tirón de la primera de ellas (estrenada en enero del 66), se estrenó en octubre de ese mismo año la película que nos ocupa hoy:

Que empiece la fiesta.

"¡Por el Genial Mago Merlín!"

Tomarse esta película en serio puede ser (y de hecho es) un gran error. Lo mejor es coger un bol de palomitas, un refresco y preparar la mandíbula para unas buenas carcajadas.

¿El argumento? Bueno, si insistís os cuento de qué va:

Resulta que Pingüino, El Arlequín (Joker), La Mujer Gata (Catwoman claro) y El Acertijos (Enigma) unen sus fuerzas para robar un invento de una destilería de whiskey que es capaz de extraer toda la humedad de un cuerpo cualquiera. Con tal invento en su poder planean acabar con Batman y Robin y, ya puestos, secuestrar a los 9 líderes del Mundo Unido (algo así como la ONU) y pedir un jugoso rescate por ellos:

Que digan lo que quieran, pero a mi "El Acertijos" me parece un nombre comparable a "El Tuercas" o "El Peludo"

La película es una sucesión de gags disparatados y situaciones insostenibles y absurdas. Ponerme a hablar de los actores es tarea inútil puesto que, salvo Adam West (voz del alcalde de Padre de Familia... Adam West), ninguno de ellos ha hecho nada medianamente remarcable en toda su carrera. El director (Leslie H. Martinson) ha dirigido capítulos sueltos de series como Dallas o La Tribu de los Brady (entre otras)... Nos tenemos que ir hasta el guionista para encontrarnos con algo conocido (y es que Lorenzo Semple Jr. colaboró en la película "King Kong" de 1976):

De hacer esto a pedir en la calle hay un paso... Quedaos con la moraleja.

"¡Suelta la Bat-Escalera!"

Una cosa que me he encantado siempre de la serie de Batman (sí, cuando era pequeño la veía) y me sigue gustando ahora es el tema de los Bat-cachivaches. Toda esa retahíla de objetos y vehículos a los que basta con poner unas alitas negras y el prefijo "Bat" para convertirlas en marca de la casa. Una pequeña muestra:

El Batmóvil es todo un clásico, con fuego en el tubo de escape, para que vaya más rápido.

La Bat-escalera, bien señalada, para que nadie se equivoque.

Siempre es conveniente llevar encima un bat spray repelente de tiburones, por si te ataca un tiburón explosivo...

... ¿qué os dije?

En la colección también están el bat-cóptero, la bat-moto y la bat-canoa. Pongo el primero porque tiene alitas y me hace gracia.

"¡Diablos Batman! ¡Qué nobleza casi humana la de esos delfines!"

Mención aparte, a mi entender, merece Alfred. Si en los cómics y en las películas serias desempeña el papel de confidente de Batman y algo así como su "niñera" en esta película yo lo veo más como Sancho Panza. Un hombre al cargo de dos enfermos mentales que termina participando de sus locuras:

Señorito Bruce, ¿por qué me pone tapando los carteles de manera indecorosa?

Alfred con antifaz, era cuestión de tiempo.

"¡"Mar" tiene M! ¡M de Mujer Gata!"

Pero lo que me mata, lo que me destroza de esta película, este auténtico dinosaurio del Cine de Barro, son los acertijos y las deducciones disparatadas (normalmente realizadas por Robin) pero tomadas como algo perfectamente lógico por absolutamente todo el mundo. Para mi es casi mágico que "algo amarillo y negro que escribe" sea un "platanobolígrafo":

El comisario nos presta un par de neuronas para resolver el misterio.

Solución: 1- Comer ávidamente. 2- Un pollo con una metralleta. Verídico.

Ahora yo propongo otro enigma: ¿Qué hace Batman con una bomba huyendo de unas monjas?

"¡Twark! ¡Poof! ¡Yeeeeow!"

Sin duda, lo que absolutamente todos conocéis de esta película/serie aún sin haberla visto, es el tema de las onomatopeyas. Esas onomatopeyas de colorines justo cuando alguien era golpeado lo hemos visto parodiado en prácticamente todas las series de coña. Os dejo con una que me ha hecho especial gracia:

¡Yikes!

"¡El Consejo de Seguridad puede haber sido deshidratado!"

Para terminar (y dejándome en la recámara decenas de coñas) quiero hacer un apunte:

La película se ambienta en 1966, todavía en plena dictadura franquista y con la Guerra Fría comenzando a dejar de ser tan molesta. ¿Y qué países conforman el grupo de los 9 más poderosos? ¿Quienes son el objetivo de los malos de esta película?:

  1. Estados Unidos: Ok, tiene sentido.
  2. URSS: Se me hace raro verles sentados al lado de los USA, pero bueno.
  3. Alemania Occidental: Bueno, vale.
  4. Reino Unido: Chachi que sí.
  5. Francia: Los franceses es que están en todos los fregaos.
  6. Japón: Bueno...
  7. Israel: Vale.
  8. Nigeria: Espera, ¿qué?
  9. España...
Habéis leído bien: España. Os dejo con el enviado español a la película más chorra de Batman:

Está diciendo: "Gromenauer".

En fin, eso ha sido todo por hoy. Otro día más y peor. Un placer haberles tenido por aquí.

3 comentarios:

Reebok dijo...

Tienes razon, no se puede tomar esta peli en serio.
P.D: Te olvidaste un artefacto de Batman. El "Bat-er" =P

Dr. Isma dijo...

Diox!! sin duda nos partimos de la Bat-eria de tonterias por minuto que se soltaban en esta peli.
y te confundes en una cosa...
lo mejor para ver esta peli no es sentarse a verla con bol de palomitas y un refresco, sino con un bat-ido... (jeje,El chiste malo de hoy)

Manuel Alirangues dijo...

Yo vi esta peli hace un año mas o menos y creo que no podia parr de reir ademas los poum plas y demas eran increibles