miércoles, 27 de enero de 2010

Km. 199 El Vecino del Sexto

No era un vecino más, era "el borracho del sexto". La gente lo evitaba, las mujeres con razón, los hombres por sentirse incómodos... Sin embargo, ese día fue él el protagonista. Un espectáculo de luces de colores y sonidos estridentes sólo para él:

La pena es que el espectáculo fue corto y a las pocas horas sólo una oscura furgoneta y su ajado cuerpo envuelto en telas servían de recordatorio:

Poca gente se acordará de él cuando pase algún tiempo. Pero a él no le importará, por fin está descansando.

PD: Un post bastante siniestro, lo sé, ya habrá otros más simpáticos.

3 comentarios:

Surrui dijo...

Joer que chungo tio...

No deberías hacer necroentradas, que reducen visitantes XD

RIP

Reebok dijo...

Me imagino que pondrán en la tumba:

Vecino del 6º
Nunca mas volverá a beber

Anónimo dijo...

A veces la vida se te llena de vacio y hay que apresurarse a llenarla. El alcohol es líquido y se escapa por las rendijas de la vida, por lo que solo sigue quedando el vacio.
Papa