miércoles, 23 de junio de 2010

Km. 245 Cine de Barro: Hoy "La Venganza de Ira Vamp"


Las prácticas, los exámenes y la falta de compañía para ver las joyas (o cagarros todo según se mire) que aquí analizo y que mi mente por si sola no sería capaz de aguantar han hecho que me tire tres meses sin publicar nada en una de mis secciones favoritas: Cine de Barro.

Hoy hablaremos de una película que está recientita, tanto que la estrenaron el viernes pasado, así que tengo pocas imágenes para mostraros, pero eso no impide que os persiga con mis paranoias cinematográficas.

Al rollo. La película sobre la que habla este post la ha dirigido Álvaro Sáenz de Heredia, autor de maravillas cinebarrianas del calibre de "El Robobo de la Jojoya", "Aquí llega Condemor, el pecador de la pradera" o la genial "Papá Piquillo", con un guión de Sonia Vives (que, aparte de ser productora de "Aquí llega Condemor, el pecador de la pradera", no ha tenido más relación con el mundo de la farándula) y, parafraseando al señor Luis, no sólo no merece los 7 € del cine, sino que probablemente no haya costado ni esos 7 € hacerla. Me refiero a....

Hay tal cantidad de marcas en el título que me han entrado ganas de editarlo...

"Se atormenta una vecina"

Como he dicho antes, esta película no vale 7 €, sin embargo, es una peli perfecta para ver con colegas tirado en un sofá. El día del estreno fui a verla a las 00:40 a una sala semi-vacía (pobre pareja in fraganti) y fue lo más parecido a estar en el salón de mi casa: las carcajadas fueron estruendosas, aunque sólo fuera porque la película es de esas que, de puro mala, te partes la caja.

La película no es más que una (burda) adaptación a la gran pantalla de la obra de teatro "Una Pareja de Miedo" protagonizada (al igual que la película) por Florentino Fernández ("Isi/Disi", voz de Austin Powers y, como no, ex-presentador de "El Informal") y Josema Yuste ("El Robobo de la Jojoya", la infumable serie "Mediterráneo" y, por supuesto, parte del genial dúo cómico de los 80-90 Martes y Trece)

En ella Lord Winston (Josema Yuste) vuelva a su residencia, la mansión de Mandacrest, de su viaje por tierras italianas tras la muerte de su queridísima esposa, lady Ira Vamp. De este viaje vuelve casado con una cantante de ópera llamada Claretta (Florentino) que no soporta que la mansión esté plagada de imágenes de la difunta esposa de su nuevo marido. Con Claretta trabará pronto enemistad el ama de llaves (Frida, también Josema Yuste), la cual le contará, una noche de intensa borrachera, la tenebrosa historia que rodeó a la muerte de Ira Vamp y del hijo que aquella tuvo con Lord Winston. Completan el reparto Nicodemus (criado interpretado por Florentino), el doctor Fim-Ossis (Javivi) y el magnífico vigilante del museo británico interpretado por el aún más maravilloso Chiquito de la Calzada. El resto de actores son completos desconocidos sacados (en su mayor parte) de agencias de modelos.

En Rojo y Blanco, para que se note que Enrique Cerezo ha puesto pasta.

"¡Pitón Verbenero!"

La sinópsis que he hecho líneas arriba quizás sea la cosa más coherente que leeréis de la película. Partiendo de dicho argumento, la película es una serie de despropósitos, escenas no enlazadas, chistes burdos y personajes que, más que sobreactuados, están hiperactuados.

Tanto Florentino como Josema Yuste están mucho más divertidos en sus papeles secundarios como sirvientes que en los principales (de hecho la escena de la borrachera de Frida es de las más divertidas de la película). Esto me hace pensar que quizá la película debiera haber sido planteada de esa manera, con personajes principales "serios" rodeados de un plantel de secundarios "cachondos". En fin, poco más se le puede pedir a una película rodada en tres días:

Bien.

Mal.

De Javivi en el papel de Fim-Ossis poco se puede decir, actúa de manera aceptable, pero su aportación a la película es prácticamente nula. De algo hay que vivir supongo...

Javivi. Aportando barbas.

"¡Yo soy de Málaga! ¡Del barrio de La Calzada!"

Mención aparte se merece el (a mi parecer) entrañable Chiquito de la Calzada. Conforme lo ves acercarse por primera vez a la pantalla, con sus andares, tienes la certeza absoluta de que vas a reírte. Y vaya si lo haces. No estoy seguro de si llegó a aprenderse su papel, o de si tan siquiera se lo llegaron a dar, pero da igual. El Chiquito de la Calzada es una institución en el humor de este país y sólo necesita ser él mismo. Bueno, bonito y barato:

Por la gloria de mi madrerrrl!

En su mente: "¿Cómo me han convencidorl?"

En fin, poco más os puedo contar de esta película. En resumen: ¿Merece la pena verla? Yo creo que sí. ¿Merece la pena pagar por ella? Definitivamente no.

Esta cara se le quedó a Sáenz Heredia cuando le dijeron que Enrique Cerezo se apuntaba y le daba pasta.

Por si acaso, os dejo con el tráiler de este esperpento, que os aproveche:

3 comentarios:

Berme dijo...

Mmmm casi me han entrado ganas de verla. Casi jajajajajajaja
En serio, una gran entrada, muy completa y divertida. Además esta sección me encanta^^

Reebok dijo...

Solo por ver como hacen el chorra todos ellos en la pelicula soy capaz de verla.

Luis Olmedo dijo...

El dvd vendra con los comentarios que hacia Porrys en el cine, como cuando en plena escena del baile solo se fijaba en UNA RUBIAZA BUENORRA que salia al fondo.
Bien por el.
vuelve Millan, vuelveeeeeee